3 formas de hacer más saludable y productivo tu día de trabajo

Hace una par de semanas conocí a Juan.

Juan es abogado, tiene veintilargos y una posición destacada en un estudio jurídico local. Tiene la confianza de su jefe, que le ha asignado varios viajes y temas importantes.

A Juan “le va bien”, ¿no?

Sí, podríamos decir. Pero hay varias cosas respecto de su vida que no surgen en la primera conversación.

Juan tiene problemas, pero recién se está dando cuenta.

En realidad, apenas se da cuenta. Y hace como que no están ahí.

¿Qué problemas tiene Juan?

  1. Está estresado. Siente que tiene que hacer más de lo que puede.
  2. No hace ejercicio. Peor aún: se pasa la mayor parte del día sentado. Fue a jugar con un amigo al fútbol pero, a la mitad del partido, sintió un tirón en la pierna.
  3. No toma agua. Sabe que sería saludable, y lo ayudaría con su peso y presión, pero no tiene el hábito. Toma, en cambio, bastante café.
  4. Pasa la mayor parte del día frente al monitor. Usa lentes, y últimamente ha tenido que cambiar el aumento demasiado seguido.

Lo que le pasa a Juan nos pasa a todos en alguna medida. Todos, en algún momento o aspecto, nos descuidamos. Dejamos para mañana hacer ejercicio, tomar agua, o simplemente ir a una consulta médica.

Pero esas decisiones empiezan a afectarnos.

Al comienzo es sutil. Con los años, sin embargo, no tanto. Así es que nos encontramos con personas en sus 40 o 50 con achaques propios de alguien mucho mayor.

Nos quemamos intentando exprimir nuestra productividad ahora, pero sacrificamos nuestra salud y capacidad en el largo plazo.

 

Si a todos nos pasa a veces, ¿cuál es la diferencia?

La diferencia la marca qué tan rápido nos damos cuenta y adoptamos medidas para cuidarnos y mantenernos sanos.

De eso se trata este post.

Hoy quiero compartir con Ustedes (y con Juan, especialmente), 3 pequeñas maneras de mejorar tus jornadas laborales o de estudios para cuidarte y asegurarte de seguir creciendo en el largo plazo, sin dejar de obtener logros ahora.

Cuando pasamos varias horas al día estudiando o trabajando, es importante tener una rutina que nos cuide de los efectos negativos.

1. Evitá las Lesiones por Esfuerzo Repetitivo. Instalá Workrave.

Hace un tiempo que la comunidad médica y diversas organizaciones vienen buscando llamar la atención sobre las Lesiones por Esfuerzo Repetitivo (LER).

Se trata de lesiones que ocurren cuando repetimos muchas veces un mismo movimiento o actividad (escribir en el teclado, por ejemplo), lo que produce un constante desgaste sobre la parte del cuerpo que lleva, luego, a inflamaciones, dolor y posibles daños permanentes tanto en la vista como en los músculos.

No soy médico ni voy a darles la lata con este tema. Es importante, aprovechen los sitos con información on line como este, este  y este.

¿Qué solución simple podemos dar a este tema? Una palabra: Workrave.

Se trata de un software simple, que funciona de forma imperceptible en tu PC pero que te genera, cada 10 minutos de uso, una micropausa de 30 segundos, y cada 45 una pausa de 10 minutos.

Acá  podés encontrar más información. Desde acá lo descargás (sólo 13 MB). ¡Hacélo ahora!

2. Aprovechá tus micropausas

Cada 10 minutos vas a tener una micropausa de 30 segundos, ¿para qué la usas?

  • Tené una botella de agua al lado, y cada vez que la micropausa aparezca, agarrá la botella y tomá un trago. Haciendo solamente eso, en una mañana de 5 horas vas a tomar 1 litro de agua. Si a la tarde hacés lo mismo, ya tomaste tus 2 litros diarios. Acá tenés 10 razones para hacerlo.
  • Descansá la vista. No mires al monitor, si no a cualquier cosa distinta.
  • Estirate. Estirá los brazos, los dedos y la espalda. Si tenés ganas, parate un segundo. Disfrutálo.

 

3. Aprovechá tus pausas.

Cada 45 minutos vas a tener una pausa de 10 minutos.
Lo que yo hago en esas pausas es:
  • Caminar. Despegate de la silla. Si podés, date unas vueltas a la cuadra (podés caminar hasta 1 kilómetro en ese rato). Si no, da vueltas por la oficina o tu casa, aprovechá para preparar un té, mate y recargar tu botella de agua. Pero no te sientes. Acá y acá  tenés un par de motivos extra, por las dudas que no me creas :).
  • Al menos 1 vez al día, cuando estoy más tranquilo, uso Sworkit. Es una app que te permite elegir qué parte del cuerpo querés ejercitar o entrenar y después te pregunta cuánto tiempo tenés, generando un entrenamiento adecuado a eso. Tiene videos claros para cada ejercicio y una voz te va indicando cuando cambiar. Es genial, especialmente si generás entrenamientos de 10 minutos elongando.
  • Despejar la mente. Está probado que pausas peródicas aumentan el rendimiento mental y la creatividad. Desenchufarse un rato se transforma en un multiplicador de rendimiento. Acá tenés algunos fundamentos ciéntificos.

 

Puntos extras por complementar la rutina diaria con un paseito al aire libre el fin de semana ;) Esto es en Gobernador Solá (Salta)
Puntos extras por complementar la rutina diaria con un pequeño paseo al aire libre el fin de semana ;) Esto es en Gobernador Solá (Salta).

Juan no tiene por qué arrastrar estos malos hábitos, ni sufrir las consecuencias.

Vos tampoco.

Haciendo pequeñas cosas hoy, podemos asegurarnos de estar mejor y disfrutar nuestros días en muchos años.

 

No te olvides, para esta semana:

  • Instalá Workrave.
  • Toma agua, y estirate en tus micropausas.
  • Caminá y elongá en tus recreos.
  • Una vez que lo pruebes, volvé a este post y contanos:

¿Te resultó fácil incorporar esto a tus hábitos? ¿Sentís los cambios? ¿Qué dificultades encontraste?

10 comentarios en “3 formas de hacer más saludable y productivo tu día de trabajo

  1. Aunque aplico varios de los consejos que das, la verdad no conocía las aplicaciones móviles y ya las he instalado y ensayado. Creo que son un acierto, sobre todo para personas que como yo, pasamos demasiado tiempo frente al ordenador mientras Traviajamos. Gracias :)

    1. Diana, ¡qué bueno que te resultaron prácticas!
      Los traviajeros y los emprendedores digitales tenemos que idearnosla para que tantas horas frente a la computadora no nos afecten, ¿no? ¡Y estas son formas sencillas!
      Después, por favor, contame qué aplicación te sirvió más, así vamos mejorando y actualizando el Post :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *