Cómo elegir un negocio propio

¿Es tu emprendimiento actual una buena idea?

¿O deberías elegir un negocio más rentable? ¿Qué empresa propia puede aumentar nuestra probabilidades de éxito? ¿Cómo identificarla?

Estas son preguntas que todos en la Comunidad se hacen o hicieron, y que tienen un impacto profundo en nuestro día a día.

Emprender requiere esfuerzo, tiempo y superar múltiples desafíos. Cómo elegir un negocio propio en el cual invertir ese esfuerzo y tiempo está directamente relacionado a los resultados que obtengamos.

Elegir la empresa a construir no es, claro, una tarea irreversible o que se haga una vez. Cada vez que revisamos el rumbo de nuestro negocio estamos eligiendo que sea uno u otro. Más que tachar “Elegir bien el negocio” de una lista, debemos hacernos a la idea de que esta elección es un proceso constante de aprendizaje.

Decidir nuestro emprendimiento es entonces un hábito :)

De hecho, es el primer hábito que abordamos en nuestra charla en TEDx. La idea básica es que Emprender se vuelve simple cuando tenemos claro un propósito y lo usamos para tomar decisiones, y la primera de esas decisiones es sobre qué hacer nuestra empresa.

Donde nuestra misión se cruza con las necesidades de otros hay un emprendimiento esperando a suceder.

No solo eso, ¡además en ese emprendimiento vamos a tener mayores posibilidades de diferenciarnos y ser competitivos, incluso si aspiramos a competir fuera de nuestra ciudad o país!

Si no vieron aún la charla, pueden verla a continuación. La parte que les comento empieza alrededor del minuto 04:30:

Desde ese día hasta hoy hemos recibido muchas preguntas sobre este tema, así que decidimos escribir un par de posts y herramientas para los que estén pasando por un momento de dudas o buscando una mayor claridad sobre si eligieron el negocio adecuado o no.

En esta Entrada vamos a ver las ideas básicas que ayudan a identificar un buen negocio para cada persona, les voy a dejar una Guía para encontrar el emprendimiento para cada uno, y en próximos Posts vamos a ir abordando los problemas y dudas más comunes que tienen miembros de la Comunidad al definir SU negocio.

¡Empecemos!

Los efectos de no saber si elegiste bien tu Negocio

Si aún estás leyendo este Post quiere decir que en algún punto no te sientes 100% seguro sobre si tu idea o negocio actual son los adecuados.

Tal vez hace un tiempo que te lo preguntas y, sin embargo, sigues moviendo hacia adelante el momento para afrontar esas dudas. Normalmente esto aparece como una frase: “Veo primero si esto resulta, y si no…”

El problema es que nunca es claro si ya terminó la prueba o no. Lo digo desde experiencia propia: nosotros postergamos nuestras dudas sobre si el negocio de accesorios que teníamos era la mejor inversión durante demasiados meses. Hasta que el accidente nos hizo reaccionar.

Nosotros tuvimos la “suerte” de que el accidente nos evitara seguir postergando. La mayoría de las personas pierden años valiosos por no frenar a revisar si están por el camino adecuado.

Las señales de que algo iba mal, sin embargo, eran claras:

    • El motivo por el que habíamos terminado en ese negocio es que se suponía que era uno que daba dinero con una inversión baja. Nada más. No había ningún motivo extra.
      Mantener el ritmo de trabajo empezaba a hacerse pesado. El entusiasmo sobre el negocio se iba perdiendo con el tiempo.
      Teníamos miedo constante a que alguien nos robara ideas. Esa sensación venía de que no veíamos un motivo por el cual nosotros (y no otras personas) fuéramos ideales para el negocio. Más bien lo contrario: cualquiera con más capital era una amenaza.
      A pesar de que teníamos resultados, no eran lo que esperábamos. No sentíamos trabados. La ilusión inicial de ganar dinero empezaba a ser reemplazad por una pregunta: ¿realmente vale la pena tanto esfuerzo para esto?
      Nos era muy difícil diferenciarnos y resaltar entre la competencia. Invertíamos mucho tiempo para lograr esto, y no se daba de forma natural.
    • Y el signo más claro de que no habíamos elegido un negocio que encajara con nosotros: no confiábamos en ser excelentes en lo que hacíamos.Claro que eramos víctimas de un paradigma demasiado común, y que muchas personas replican cuando dan sus primeros pasos emprendedores: pusimos el foco en buscar una idea que fuera rentable en sí misma y de manera universal.Queríamos una solución mágica: googlear “negocios rentables” o “buenas ideas de negocio”. Estábamos desesperados por nosotros mismos, por ganar dinero rápido, que tomamos el camino que produce el resultado opuesto.

La realidad es que ganar dinero requiere algo mucho menos mágico pero más efectivo: aprender a aportar valor.

Si puedes aportar valor a muchas personas de forma consistente vas a poder crear un emprendimiento del cual vivas (y muy bien).

Elegir tu negocio no se trata de encontrar una formula mágica secreta para ganar dinero. Se trata de poner tu esfuerzo y talentos en donde puedas aportar más valor a más personas.

Es lo que nos dio resultados a nosotros, y es lo que cada emprendedor exitoso que hemos entrevistado nos ha dicho.

Ahora bien,

¿Cómo encuentras un negocio en el que seas la persona con más valor para aportar?

 

4 Factores para decidir qué Emprendimiento comenzar

El enfoque de las formulas mágicas es el mismo enfoque se apoya completamente en técnicas: esperamos que algo de afuera venga y solucione nuestros problemas. Las soluciones a nuestros problemas como emprendedores vienen de afuera.

Ese es el enfoque equivocado.

El enfoque correcto empieza por el otro extremo. Empezamos por comprender nuestra naturaleza y ponemos el foco en nosotros: ¿qué debemos hacer distinto para ser emprendedores y no wantrepreneurs?

La respuesta es aportar valor: crear productos, servicios y sistemas que solucionen problemas reales de personas reales. Esto implica descubrir los problemas, crear las soluciones y también descubrir la manera de hacerle saber a las personas que tenemos una solución, que podemos acercársela de algún modo y que el precio que van a tener que pagar por ella es muy inferior a los beneficios que van a obtener.

Ese párrafo tal vez sea el con más ideas concentradas en la historia del Blog jaja.

Y para aportar valor y crear esos sistemas debemos hacer un buen trabajo. Lo cual nos lleva a vernos a nosotros mismos y descubrir que nuestro mejor trabajo se da cuando se cruzan estos 4 factores:

#1 – Cuando estamos haciendo algo que disfrutamos.

Si algo nos gusta y apasiona lo realizamos mejor. Encontramos ideas más fácilmente, y tenemos mucho conocimiento acumulado por el tiempo que invertimos en eso.

IMG_2704

Si me gustan las películas, por ejemplo, seguro que he pasado mucho tiempo leyendo sobre el tema y yendo al cine. Sólo porque me gusta sé de eso más que el 90% de las personas. Además me entusiasma mucho el tema, así que siempre estoy con energías para hablar de eso, sin necesidad de prepararme o proponermelo. Así de simple.

El caso contrario es clarísimo: si estamos haciendo algo que nos disgusta o parece aburrido nuestro rendimiento decae terriblemente. Seguro nos distraemos con facilidad y buscamos excusas para postergarlo o hacer algo en el medio (me pasa con las tareas administrativas y contables).

#2 – Cuando hacemos algo en que somos buenos naturalmente.

Todos tenemos talentos: actividades que nos resultan más fáciles que a la mayoría de las personas y en la que nos destacamos sin darnos cuenta.

Tal vez sea algo muy concreto “Juancito siempre tuvo facilidad para la matemática”. Tal vez sea algo aparentemente poco relacionado a los negocios “A Helena los amigos siempre le piden consejos”, o “A Xavi no hace falta decirle qué te pasa, el sólo se da cuenta de cómo te sentis”. Puede incluso que parezca completamente irrelevante: “Kathya puede imitar a todos los famosos”, o “Daniel tuvo el armario organizado perfecto toda la vida”.

No importa qué sea. Si nuestro esfuerzo se dirige a tareas en que somos buenos naturalmente y que se nos dan fácil los resultados vienen mucho más rápido que si intentamos adentrarnos en áreas que nos resultan muy ajenas o desafiantes. Por supuesto que hay que seguirnos desarrollando con el tiempo, ¡pero no tiene sentido desaprovechar este gran punto de partida!

Santi y Mati en la Quebrada de San Lorenzo cocinando un asado
Por ejemplo, Santi y Mati tienen una habilidad natural para cocinar buenos asados ;)

#3 – Cuando hacemos lo correcto.

Este es el punto más difícil de explicar, pero impacta directamente en los resultados.

¿Alguna vez hiciste un trabajo con el que no estuvieras moralmente de acuerdo? ¿Algo que fuera directo contra tus creencias o principios?

Yo sí. Y es una formula segura para quedarte sin energías y volver con angustia a tu hogar.

Es cierto que la tenía fácil por trabajar como abogado, pero esto pasa en muchas profesiones. Tal vez es no compartir los valores de una empresa, tal vez es pensar que el producto que vendes no es realmente bueno o necesario, o tal vez es simplemente no verle un sentido a la actividad que estás realizando.

Por eso para hacer nuestro mejor trabajo debemos realizar tareas que creamos que son buenas y correctas. Cuando nuestra conciencia no sólo está tranquila sino que además nos motiva las actividades fluyen y los resultados aumentan.

Estos 3 primeros elementos unidos constituyen nuestro propósito. Pero la búsqueda del negocio adecuado para nosotros no culmina ahí. Falta 1 factor adicional:

#4 – Cuando nuestras actividades resuelven los problemas de otros.

Un gran riesgo que corremos al emprender es perder puntos de referencia que nos permitan evaluar lo que estamos haciendo: ¿el producto es demasiado complejo? ¿El posicionamiento es poco claro? ¿Estamos pidiendo una inversión demasiado grande para el resultado que brindamos?

Cuando trabajamos pensando en resolver problemas, deseos o necesidades de otro nuestra velocidad y eficacia aumentan.

En lugar de tener un solo punto de vista (el nuestro), pasamos tener varios, y al igual que un pintor, podemos usar esos puntos para crear perspectiva y ver con mayor claridad qué es importante, qué requiere más atención y qué debe quedar fuera de foco.

Elegir nuestro negocio en base a las necesidades de otros hace posible sea un emprendimiento rentable y auto-sustentable. Eso nos permite profesionalizarnos, equiparnos mejor y concentrarnos.

Los destinatarios se vuelven, también, en nuestra mayor inspiración y filtro 20/80. Empezamos por la necesidad, la ponemos en el contexto de vida del usuario y desde ahí pensamos productos y servicios (no al revés). Esto acelera el proceso de toma de decisiones también.

20150502_165915

¿Logras ver el patrón para elegir tu propio negocio de forma efectiva?

Cuando los 4 elementos que mencionamos se superponen encontramos lo que en Superhábitos llamamos “Chispa”. Cada hora que pasamos utilizando esa chispa nos da resultados que no se obtienen de ninguna otra manera, tanto en calidad como en cantidad.

Es también el área en que debes realizar tu negocio.

Cuando eliges un emprendimiento que se dé dentro de esta área estás eliminando la mayoría de los obstáculos a que podrías enfrentarte, como agotarte o cansarte de tu negocio, sentirte abrumado por los desafíos, que te cueste explicar o justificar lo que haces y, finalmente, el crear productos o servicios que nadie realmente quiera.

Como dijimos al empezar, esto es cierto tanto para quien está por dar el salto como para quienes ya tenemos un emprendimiento. Es importante revisar, cada tanto, que estemos construyendo dentro del área en que se cruzan pasiones, talentos, principios y necesidades de otros.

Si descubrimos que no lo estamos haciendo debemos preguntarnos: ¿cómo puedo ajustar mi negocio actual a esta nueva idea? Pivotear y mejorar un proyecto existente a las ideas de este Post va a producir cambios drásticas inmediatamente.

Sólo cuando las 4 dimensiones se encuentran en armonía y enfocadas en una actividad vamos a sacar el jugo a cada momento que tengamos. Cuando trabajamos sobre la Chispa liberamos nuestro potencial para generar oportunidades nuevas, realizar aportes únicos y diferenciarnos en el mercado.


 

Y sí, sé lo que están pensando: Qué bonitas ideas, ¿pero cómo corcho hago para encontrar MI chispa? ¿Cómo hago para elegir MI negocio en MI situación?

Esta pregunta es la primera que surge cuando alguien ve la charla de TEDx y luego de comprender el impacto que la Chispa aplicada puede tener en su camino a construir un negocio y mayores niveles de libertad.

Por eso hemos creado una Guía para que todos Ustedes puedan lograr exactamente eso. En ella reproducimos el proceso que nosotros pasamos paso a paso.

Esta Guía es parte del Kit Gratuito de Superhábitos y es, por lejos, la más aclamada y aprovechada. Negocios han nacido gracias que muchas personas la utilizaron para comprender qué negocio se adecua a ellos.

Con la Guía podrás:
– Descubrir cuáles son tus pasiones, averiguar tus talentos, re-pensar tus principios y ver qué necesidades de otros estás resolviendo sin darte cuenta.
– Analizar en qué areas esas 4 cosas se entrecruzan (la mayoría se lleva una sorpresa aquí).
– Convertir esa área en una visión concreta de negocio, para luego construir sobre ella productos y servicios.

Todos los miembros de la Comunidad de Superhábitos (viejos y nuevos) tienen acceso de forma gratuita, porque queremos que pasen a la acción y tengan resultados concretos y perdurables, tan rápido como es posible.

Puedes acceder a la Guía completando este formulario de abajo, que te enviará a una sección exclusiva para suscriptores:

ACCEDER AL KIT GRATUITO

Así que las acciones para elegir su negocio esta semana son claras:

1. Descarga la Guía utilizando el formulario de arriba. Puedes aprovechar y descargar algunas herramientas más del Kit.
2. Complétala y define una idea para mejorar tu negocio actual (o iniciar uno nuevo).
3. Mantén esas ideas presentes, porque en las próximas semanas vamos a escribir nuevas entradas con información sobre cómo aprovechar más tu Chispa y cómo crear un Equipo para realizar el negocio que pensaste.

¡Buena semana para todos!

20 comentarios en “Cómo elegir un negocio propio

  1. No pide descargar el kit. Me sale abajo de la casilla “Invalid format” después que coloco mi e-mail. No se que pueda estar haciend mal o solo de puede hacer desde una PC? porque lo hago en una tablet.

    1. Caro, hemos chequeado varias veces y no encontramos el error. Por favor intenta desde la PC y me avisas ¿si? Debes poner el mail y darle click al botón. Espero noticias :)

  2. Buenas tardes, al intentar descargar el kit, me piden ingresar un valor. Me podrían decir cuál? Estoy muy interesado en seguirlos. Me suscribí hace unos días y me parece genial el blog. Sigan así!!!
    Saludos!!

    1. Guillermo! :) ¿Qué problema estás teniendo? Estuve testeando recién y todo parecía funcionar bien, ¿podrías enviarme una captura de pantalla a matias[arroba]superhabitos.com? ¡Así vemos de solucionarlo!

    1. ¡Juan! ¿Qué error te dio? Acabo de chequear y funciona bien… Debes dejar tu mail y esperar unos segundos a que te remita a la página de descarga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *