Cuándo es el mejor momento para renunciar al trabajo

¿Y cómo sé cuándo es el momento adecuado para renunciar al trabajo?

¿Acaso es cuando ya genero un poco de ingresos con mi negocio?

¿O debería renunciar a mi trabajo en relación de dependencia antes de tener siquiera clientes? 

Cuando trabajas en relación de dependencia, estás empezando tu negocio en paralelo y deseas renunciar pronto, estas preguntas surgen y nos cuesta responderlas.

Incluso puede que tomemos malas decisiones con respecto a qué hacer y que terminemos renunciando en un mal momento, sin ver algunas consecuencias.

Como esto es recurrente y es un problema que quiero atender, decidí traer a un emprendedor y hacerle algunas preguntas para que puedas tener sus experiencias como guía.

Él es Andrés Vogler, emprendedor y viajero desde hace muchos años. Creador de bitacorasdeviaje.com en donde impulsa a superar tus miedos y viajar por el mundo siempre priorizando la aventura, el explorar y descubrir lugares nuevos, más que el hacer turismo veloz como muchas veces hacemos.

Andrés

¿Cómo te das cuenta de que es el momento de renunciar al trabajo?

En mi caso existieron dos factores que me indicaron que era hora de dar el paso final y dejar de esperar al momento perfecto.

Por un lado, había puesto mis finanzas en orden, libre de deudas, y había ahorrado lo suficiente para mantenerme un año sin recibir ingresos. Para lograr eso, me fueron de gran ayuda los libros de Robert Kiyosaki.

El otro factor, fue que tenía un servicio que vendía a través de mi blog, que si bien no era suficiente para vivir ya que no igualaba el sueldo que tenía en mi trabajo, sí me permitía extender mis ahorros por más de un año.

Una vez que tuve un colchón financiero, y que estaba generando ingresos a través de mi blog, supe que era el momento de dar el salto y dedicarme 100% a mi proyecto.

Si trabajando solo unas horas al día había logrado generar ingresos; dedicándome full time, esos ingresos deberían multiplicarse.

¿Cómo me doy cuenta de que es una buena decisión?

Dar ese paso de abandonar la – falsa – sensación de seguridad que nos brinda un trabajo, da mucho miedo, lo pensé por meses, esperando el mejor momento, preparándome, pero la verdad, es que el mejor momento no existe, y vas a estar postergando la decisión por mucho tiempo, o para siempre.

Tenía una idea en mi mente, una visión de la vida que quería, sabía a donde quería llegar, y sabía que el camino era ese… renunciar al trabajo y dedicarme a mi negocio.

Tenía que arriesgarme y enfrentar el miedo para lograr alcanzar mis metas y sueños.

El saber que al renunciar estaba yendo atrás de mi meta, era todo lo que necesitaba para saber que la decisión era la correcta.

Pasar mi vida haciendo algo que no me gustaba, levantándome día a día sin ganas de ir a trabajar, soportando 8 horas diarias con un montón de situaciones que no me agradaban, dependiendo de otros (empresa y gobierno) para lograr un mejor sueldo… ¿Qué podía ser peor que eso?

Y si ya sé qué es lo que quiero, ¿cómo hago para empezar mi negocio y dejar el trabajo?

Lograr dejar el trabajo y crear un negocio, no fue fácil, no existen atajos.

Lleva tiempo, hay que ser perseverante, tener paciencia, saber exactamente a dónde quieres llegar.

El camino va estar lleno de problemas por solucionar, y para poder enfrentarlos, vas a necesitar una gran motivación, que solo la obtendrás si haces algo que realmente te apasiona.

Si quieres empezar con tu propio negocio, debes comenzar buscando un nicho, algo en lo que seas bueno, un tema que te apasione, y en el cual puedas ayudar a otros. No tienes que ser el mejor ni un experto en el tema, simplemente saber un poco más que otros.

Define tu audiencia, esas personas a las que le quieres transmitir tu mensaje; qué problemas tienen estas personas o qué áreas de sus vidas podrías mejorar, y busca una solución a esos problemas que tú seas capaz de crear.

Esa es la parte MÁS importante. Son los cimientos, la base de todo. Si fallas en ese punto, todo el edificio va tambalear, y tu negocio podría morir antes de comenzar.

En mi caso, me pasó, que cuando definí la base, lo hice pensando en mochileros de bajo presupuesto. Pero qué pasa, el mochilero de bajo presupuesto nunca compraría nada online, no suele tener dinero.

Tuve que re-definir todo, de hecho, hasta pensé en cerrar Bitácoras de Viaje y empezar de cero.

Pero logré dar vuelta la situación. Y logré hacerlo mejor de lo que pensé.

El blog sigue siendo útil para aquellos viajeros que quieren comenzar a viajar pero no tienen dinero, pero además, logré alcanzar a un público que está dispuesto a pagar por mis servicios y productos.

Por eso, insisto, definir tu audiencia, problemas y soluciones, es la parte más importante, tómate el tiempo que sea necesario, y da por hecho que cada 6 meses estarás re-definiendo y ajustando detalles.

A medida que tu audiencia vaya creciendo, vas ir aprendiendo, y sabiendo en detalle que es lo que necesita.

¿Por qué dejar mi trabajo si entre eso y mi negocio paralelo puedo tener más dinero aún, y mi trabajo actual no me molesta?

Una vez que hayas logrado un negocio rentable te puedes llegar a preguntar, ¿para qué dejar mi trabajo, si puedo ganar el doble conservando mi trabajo y teniendo mi negocio?

¿De verdad te plantearías eso? ¿Para qué quieres dos fuentes de ingreso? ¿Qué vas hacer con tanto dinero si no vas a tener tiempo para disfrutarlo?

Ocho horas en un trabajo, y otras tantas horas dedicadas a tu negocio.

¿Y el tiempo libre dónde quedó? ¿Cuidar de tu salud? ¿Amigos? ¿Familia?

No te obsesiones con el dinero.

Volvemos al principio. Planea tu vida, define cuál es el estilo de vida que quieres alcanzar.

¿Quieres tener tiempo libre y dinero para viajar por el mundo? Perfecto, entonces crea un negocio que te genere los ingresos suficientes para eso.

No te obsesiones, porque al final, terminarás con mucho dinero, y nada más.

 

***

Cuéntame en los comentarios o (si estás suscripto) respondiendo al correo,

¿Te has planteado estas preguntas?

¿Cuándo será el momento adecuado para que tu renuncies?

¿Acaso es ahora? 

 

Recuerda que estamos aquí para ayudarte a crear ese negocio que te de la independencia que deseas. No tienes más que buscarnos y empezamos a trabajar. 

 

Puedes leer un poco más de cómo Andrés llegó a ser el emprendedor viajero que es hoy aquí :)

ACCEDER AL KIT GRATUITO

3 comentarios en “Cuándo es el mejor momento para renunciar al trabajo

  1. Como bien dice Andrés, no existe el mejor momento.

    Durante más de dos años estuve pensando en renunciar a mi empleo, pero siempre surgía “algo” que debía hacer antes, y lo postergaba.

    Finalmente un día recibí el empujón que necesitaba, la empresa en la que trabajaba hizo recorte de personal y me despidieron.

    Aproveché el dinero que recibí de liquidación para comprar la maquinaria que necesitaba para una idea de negocio que me había planteado hace tiempo, y ahora trabajo para sacar a flote ese idea.

    Felicitaciones por el excelente artículo. :)

    Un saludo!

    1. Hola Andrés, gracias por compartir tu experiencia. En tu caso la situación te dio ese empujón, en muchos otros ese empujón nunca llega y está bueno inspirarse con las historias de otros y aprender a evaluar cuándo es el mejor momento para uno ¿no?

      ¡Muchas gracias por tu comentario! Y éxitos con tu negocio :)

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *