Cómo planificar año nuevo. Consejos de expertos y una Guía de acción

Llegó el momento de sentarse a pensar en el año que pasó y pensar en cómo encararemos el próximo.

Cuando llega este momento, nos preguntamos cómo planificar año nuevo, cómo hacemos para planificar nuestros objetivos de año nuevo. Y empezamos a buscar herramientas, guías, tablas para organizarnos, estrategias para plantearnos nuevos objetivos, etc.

Por eso, decidí ayudarte para que no tengas que buscar mas en ningún lado.

En el articulo de hoy condensé los mejores consejos de 5 bloggers reconocidos sobre cómo afrontar este momento de balance y planificación de la mejor manera, con las estrategias que te ayudarán a tener éxito en tu avance.

Ademas, hemos actualizado nuestra Guía de planificación de año nuevo 2016, para que no solo tengas los mejores consejos, sino también una herramienta concreta que descargar y usar como paso a paso para hacer este ejercicio de fin de año.

Pero antes, estos son los mejores consejos para planificar año nuevo de 5 expertos:

Los 3 primeros consejos son de Miguel Guzmán, de exito-personal.com. Escribió un artículo hace tiempo en viviralmaximo.com y estos tres puntos me han parecido fundamentales:

#1. Enunciar las metas en positivo.

Esto tiene que ver con la manera en que funciona nuestro cerebro, que se enfoca en eso en lo que pensamos. Miguel afirma que es más útil pensar de forma positiva que negativa, no refiriéndose a si somos optimistas o no, sino a cómo nuestro cerebro lo detectará y cuán posible es que accionemos en esa dirección.

Retomo dos ejemplos que él da para mostrar la diferencia en las formas de enunciar las metas:

“Quiero dejar de ser perezoso → Quiero ponerme en forma”.
“Quiero dejar de estar gordo → Quiero estar en mi peso ideal”.

#2. Tener el objetivo bajo tu control

En este punto hace referencia a que solemos proponernos objetivos que no dependen de nosotros, en tanto involucran factores externos o decisiones de otros.

Una forma de asegurarnos que sea más factible cumplir lo que nos proponemos es que sí o sí las metas dependan de nosotros, mucho más que de otros.

Allí usa el ejemplo de si nos propusiéramos “conseguir novia/novio”. En parte, sí depende de mí, pero en gran medida depende de otro y no es algo que podamos simplemente proponernos.

Sin embargo, algo que sí está en nuestro ámbito de control, es proponernos salir a conocer nuevas personas. Esto aumentará las probabilidades de que conozcamos a alguien que pueda ser nuestra futura pareja, pero el salir y conocer nuevas personas esta 100% en nuestro control.

#3. Que los propósitos sean específicos

No podemos esperar otra cosa que frustración y falta de cumplimiento o resultados, si nos proponemos objetivos ambiguos y poco claros.

Miguel aconseja trabajar metas concretas para obtener resultados concretos.

Por ejemplo, en vez de decir que quieres hacer más ejercicio, proponte ir X cantidad de veces al gimnasio.

Recuerda que los buenos objetivos son medibles, y nada que no pueda medirse se puede mejorar.

 

El siguiente consejo viene de la mano de Marco Ayuso, de Inspraccion.com

#4. Sin tensión

El 96% de lo que hacemos, lo hacemos en automático, según los hábitos que tenemos. Esto es lo que se transforma en nuestra zona de comodidad.

Llega año nuevo, nos entusiasmamos y nos proponemos un montón de cosas, pero progresivamente vamos desconectándonos de eso que queríamos hacer.

Cuando queremos salir de nuestra zona de comodidad, ocurre un proceso en nuestro interior, en nuestro cerebro, que nos hace sentir mal  y nos frena ante una situación diferente y desconocida.

Esto nos lleva a volver atrás, a los malos hábitos, y a no lograr esos cambios que queremos.

Entonces, Marco nos sugiere una forma de revertir esto:

  • Intención: definir QUÉ queremos. Estos son los cambios que deseas, los propósitos.
  • Atención: darle atención a eso que SÍ queremos lograr. Esto es lo que decía Miguel de enunciar las metas en positivo.
  • Sin tensión: esta es la parte más interesante que plantea Marco, sumar el factor “relajarse y dejar ir la necesidad de tener el control de todo”. Seguramente te asusta, pero si sumas este factor “disfrutar”, tendrás mejores resultados y el proceso será más placentero.

Este consejo de Laura Ribas me encantó,

#5 Plantear Hitos

Ella plantea que para lograr grandes objetivos, esos objetivos a largo plazo que nos proponemos, debemos definir 5 hitos. Es decir, qué 5 cosas deben pasar desde hoy hasta llegar a ese gran objetivo.

De allí debes desglosar esas acciones o hitos en pequeñas tareas que puedas hacer cada semana, cada día.

Y suma la clave de no sólo hacer este proceso de desglose de actividades de lo más grande a lo más pequeño y accionable, sino también combinarlo con tener una visión o imagen clara de cómo se verá tu vida cuando hayas alcanzado esos objetivos.

En Superhábitos hemos hablado bastante de la importancia de tener una visión, puedes ver un poco más aquí.

Así que ten en cuenta esta combinación: plantearte un objetivo grande, desglosarlo en hitos, desglosar los hitos en tareas + tener una imagen de futuro que deseas y te motiva, y revisarla cada día.

 

Como no podía faltar, tenemos algunos consejos más de nuestro amigo y experto Nelson Portugal.

#6. Usa la fuerza invisible para pasar a la acción

Nelson plantea que esa fuerza invisible (que es clave en que pases a la acción y logres lo que te propones) es el POR QUÉ de lo que haces, la razón más profunda que te lleva a plantearte esas metas, esos objetivos.

“Mientras mayor sea tu por qué, más resistencia podrás soportar en el camino a lograr tus objetivos”.

Hace tiempo escribí sobre por qué fracasarás al intentar empezar tu negocio, y tiene mucho que ver con esto. Si no tienes un por qué lo suficientemente fuerte y arraigado en tu corazón, difícilmente tengas la capacidad para enfrentar desafíos, salir de tu zona de comodidad, soportar dificultades y tener la fortaleza para persistir.

En cambio, cuando tenemos una razón profunda y fuerte, y nos conectamos con ella permanentemente, es muy probable que persistamos y que no nos conformemos con sólo pensar o planear, sino que pasemos a la acción pronto.

Ten esto presente como factor fundamental a la hora de definir tus objetivos. No te propongas cosas que quedan bien, que se ven bien pero que no se conectan con una razón profunda en tu vida.

Vuelve a los consejos anteriores, haz que el proceso sea agradable, haz que se conecte con tu visión de futuro.

Sino, ningún plan o estrategia te ayudará. Sólo irás por el camino a la frustración.

 

Finalmente, Jeroen Sangers nos trae algunas preguntas disparadoras para pensar mas allá, no solo desde los objetivos y metas, sino mas enfocado en aprendizajes y continuidades.

#7. Hazte estas preguntas para hacer el balance del año que pasó y como disparador para empezar con la Guía

Estas son algunas preguntas que me han parecido novedosas y útiles para pensar en el año que pasó. Úsalas como disparador para luego tomar la Guía de planificación de un Súper año que te dejo más abajo.

  • ¿Cuál ha sido tu decisión más inteligente?
  • ¿Qué proyecto empezaste el año pasado y todavía no está finalizado?
  • ¿Cuál es la relación (personal o profesional) que más ha mejorado durante el año pasado?
  • ¿Cuál es el riesgo más grande que has tomado en 2015?
  • ¿Qué has hecho para mejorar tu entorno?
  • ¿Qué momento del año pasado fue el más memorable y por qué?

 

Lo más importante no son los objetivos

Si bien en este post reuní muchos consejos de expertos muy valiosos sobre cómo planificar año nuevo y cuáles son las mejores maneras de proponerse metas a comienzo de año para generar las condiciones óptimas para lograrlas, me gustaría que tengas muy presente que los objetivos y metas no son lo importante.

Son sólo una herramienta, una forma de anclar lo que deseamos y de darnos dirección. Pero nadie nos impone objetivos, nadie nos dirá qué es lo que nos proponemos lograr a nivel personal o profesional este nuevo año.

Cada uno se propone lo que desea alcanzar, es 100% personal, por lo tanto las herramientas que usemos para planificar, desglosar tareas, mantenernos motivados, deben ser multiplicadores de ese deseo y potenciadores de eso que nos motive.

No te engañes, no pienses que por completar la Guía de planificación, que por proponerte objetivos y metas, ya estarás encaminado.

Que las metas no sean frenos o fuentes de frustración.

Sólo tienen sentido si te impulsan a la acción, si te facilitan ponerte en marcha y dar los pasos necesarios para avanzar en la dirección que deseas.

 

Usa la Guía que te dejo aquí en el Kit Gratuito para pasar a la acción. Úsala cómo lo que es, una guía, un plan de acción. Y pon en práctica todo lo que te propones lograr. Que no quede en ideas y planes.

Deja tu mail aquí abajo y accede a la Guía 2016 :)

ACCEDER AL KIT GRATUITO

Cómo planificar año nuevo

7 comentarios en “Cómo planificar año nuevo. Consejos de expertos y una Guía de acción

  1. MUchas Gracias!! Soy María Héguiz Ha sido más útil y significativo el aporte de Santiago a mi trabajo. Estoy con temas económicos por el verano y por eso me tomo un impaz para seguir. El trabajo es muy orientador
    Gracias por todo! Lo mejor para el 2016! María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *