Conectarse con Otros: 10 Lecciones Prácticas

Connect

************

Primero lo Primero:

If you´re a English Speaker/Reader: There´s an English version of this post right here.

Este post es un poco largo, así que vamos a empezar por contarles qué van a encontrar acá: 

¡Arranquemos!

************

La mayoría de las personas sobre-estiman lo que pueden hacer en un día, pero subestiman lo que pueden lograr en un año.

Scott Dinsmore

Hace 374 días, me sentía en una encrucijada. Bah, de hecho estaba en una encrucijada. Mi familia acababa de tener un accidente de auto y estaba al lado de la ruta mirando al horizonte esperando que alguien apareciera.

Nunca me había sentido tan cerca de la muerte, y me dejó pensando.

Mientras volvía a casa me prometí que las cosas no serían iguales. No más preocuparme por lo que otros piensan que tengo que hacer. No más horas sentado en un escritorio haciendo trabajo que no me importe realmente. No más andar sonámbulo y haciendo de cuenta que está todo bien. No más esconder mis pasiones y creencias más profundas. Estaba cansado y me sentía frustrado, solo y fuera de sintonía conmigo mismo.

Desde ese día hasta hoy, renuncié a mi trabajo y empecé un Blog con personas que adoro. Ese blog es ahora una hermosa comunidad con personas de toda Iberoamérica. Hemos creado y vendido cursos, nos hicieron entrevistas para la TV y nos invitaron a ser oradores en un Evento TEDx.

Hace dos días, justo, recibí un correo de Scott Dinsmore, preguntándome si estaría dispuesto a escribir un post sobre mi experiencia con su curso “How to Connect with Anyone” (Cómo conectarse con cualquiera).  Cuando lo ví, sonreí al monitor y me heché atrás en la silla pensando. Es como si supiera en qué semana pedir ese favor.

Ha pasado justo un año desde esa encrucijada y no puedo creer cuánto cambió todo. Y aunque podría hacerme el Rambinator (mezcla de Rambo y Terminator) y pretender que logré todo solo, al hacerlo estaría mintiéndome a mí y ustedes. En cada paso del camino hubo alguien que me empujó, inspiró o acompañó. Nadie hace grandes cosas solo. Nunca.

Hoy quiero compartir con ustedes un par de cosas sobre un grupo que ha sido, después de la Comunidad y Equipo de Superhábitos, el que más me ha impactado el último año: La Comunidad de Live Your Legend y Connect With Anyone.

Estas son las 10 lecciones más importantes que aprendí con ellos, y un par de historias detrás de cada una. Espero que les sirvan tanto como a a mí.

Conectarse
¡Ir a un festival de empanadas con otros emprendedores no parecía un escenario posible hace un año!

#1. Si querés saltar a cosas nuevas pero lo estás pensando demasiado, simplemente rodeáte de personas que te empujen.

Me suscribí a Live Your Legend en Agosto de 2012. Antes del accidente ya llevaba bastante tiempo siguiendo todos los posts semanales y usando las herramientas gratuitas disponibles. Me gustaban sus ideas y me entusiasmaba la posibilidad de encontrar y hacer un trabajo que disfrutara.

Sin embargo, una parte de mí pensaba: “Bueno, todo muy bonito. Pero no se aplica a mi situación. No es muy realista.”

Eso no evitaba, claro, que los mails sigan llegando. Historias de personas aplicando las ideas y teniendo grandes logros, todas de formas distintas y creativas. Cada semana tenía una excusa menos y una idea más sobre cómo hacer para cambiar mi situación.

Le agradezco a la vida que hayan personas que, como Scott, simplemente no te dejen bajar los brazos. Espero, también, que nosotros podamos ser lo mismo para todos ustedes. Un mail cada semana empujándolos a cambiar las cosas, a no conformarse.

Después de un tiempo, sólo me quedaba una excusa, y me aferraba con fuerzas: apenas pudiera, iba a aplicar todo. En un tiempo. Tal vez al terminar la Universidad. O cuando tuviera plata.

Y ahí fue cuando un auto dando vueltas sobre sí mismo me hizo dar cuenta que mis excusas y miedos se estaban llevando años de mi vida, y la verdad es que no se puede aceptar eso cuando no sabemos cuánto tiempo tenemos en este planeta.

Después de volver a Salta, cuando me llegó el siguiente correo no dudé, y me inscribí para los cursos de Live Your Legend.

Hay veces que queremos ir tras un sueño o un nuevo camino, pero nos cuesta mucho romper con barreras internas. Ese es el momento perfecto para empezar a rodearnos de personas que no nos dejen rendirnos. Tal vez sea un amigo con el que no te ves seguido, o simplemente suscribirte a un blog que cada semana te recuerde tus objetivos más grandes.

Si te rodeás de personas que empujen con vos hacia adelante, pronto las barreras internas van a desaparecer.

# 2. Invertir en educarte y aprender a conectar con otros son dos cosas que hay que tomar muy seriamente.

En Superhábitos queremos ayudar a emprendedores a descubrir las soluciones para su camino, pero no nos gustan las respuestas que son demasiado superficiales o técnicas. Vamos un poco más profundo y nos preguntamos: ¿qué hace a alguien un gran emprendedor, incluso antes de que tenga su primer idea u oportunidad?

¿La respuesta? Hábitos. Bueno, no cualquiera. Sólo los súper.

Invertir en tu propia educación es uno de esos hábitos. Esto no es algo que salga natural, por lo menos no para todo el mundo. Uno de los motivos por los que dudé si inscribirme a los cursos fue, de hecho, que me parecían muy caros.

Pero no es por ese lado que hay que pensar. Uno podría pasarse años tratando de descubrir todo solo, o se puede invertir en grandes libros, cursos y programas de entrenamiento, y aprender mucho más rápido y de manera sistemática.

Los emprendedores exitosos gastan tiempo y dinero en ellos mismos porque saben que cada centavo invertido vuelve multiplicado en oportunidades, nuevas ideas y años de mejor trabajo. Saben que incluso las mentes más sabias tienen algo que aprender, y viven sobre esa máxima.

Otra cosa que los buenos emprendedores hacen es conectarse con otros. No es networking: me refiero a conexiones auténticas. Saben que no es algo que simplemente pasa, sino que es algo en lo que se trabaja.

Cuando era adolescente, pensaba que uno tenía amigos o no. Que a las personas les caías bien o no. Conectabas o no, ¿por qué? Porque sí. Porque quien sos y dónde naciste.

Estaba equivocado. Rotundamente. La verdad es que uno se conecta con otros por pequeñas acciones cotidianas que están bajo nuestro control. Eso significa que tenemos que aprender de quienes lo hacen mejor que nosotros y pensar de qué tipo de personas queremos rodearnos, a quién nos gustaría conocer y qué clase de comunidades queremos liderar.

Si pensamos que conectarnos con otros se trata de fingir que somos alguien distinto, usar truquitos para caer bien a las personas y lograr, así, sacar lo más que podamos de cada relación, vamos a terminar rodeados de personas que finjan. Además, esas mismas personas van a intentar lo mismo con vos.

Si empezás por aceptarte y conocerte, sos honesto, humilde e íntegro; si empezás por aportar valor a los demás y compartís con ellos experiencias y conocimientos, vas a recibir lo mismo. Pronto vas a estar rodeado de personas tranquilas consigo mismas y abiertas con vos. Todo el tiempo van a buscar oportunidades para ayudarte desinteresadamente y compartir sus oportunidades con vos.

Lo que das es lo que recibís.

Hubiesen sido necesarios muchos años para que viera esto tan claro. Invirtiendo en mi educación y haciendo el  Connect With Anyone pude entenderlo más rapido, y aplicar esas ideas para conocer mentores y compañeros en el camino de empezar un nuevo negocio.

Para obtener resultados distintos, tenemos que cambiar lo que hacemos día a día.

# 3. ¿Hay algo que deberías trabajar antes de mejorar cómo te conectás con otras personas?

Si, y no.

Me explico.

Por un lado: Sí, definitivamente.

Es muy difícil conectarse con otros (o aprovechar un curso como el de Conectarse con Otros) si antes no trabajamos nuestra habilidad de hacernos promesas y mantenerlas.

He hablado con varios compañeros de clase que hicieron el curso. Algunos la estaban pasando genial y otros no, ¿saben cuál era la diferencia entre unos y otros?

Los que realmente aprovecharon el curso estaban comprometidos con ellos mismos y con el proceso de cambiar. La auto-conciencia y la capacidad de hacerse cargo y priorizar son habilidades necesarias para sacar el jugo a buenos libros y cursos.

Por otro lado: No.

Desarrollar tus hábitos para conectar con otros es un proceso gradual, y nunca es demasiado temprano para empezar. No necesitás ser el Dalai-Lama (yo no lo era, claramente). Simplemente tenés que tomar la decisión de hacerte responsable de tu vida y separar un poco de tiempo cada semana para trabajar en vos mismo. La Teoría de la Represa, del Kit Básico, es una buena base para hacerlo.

El curso Connect with Anyone está estructurado para empezar por lo básico y crecer desde ahí, así que empezarlo puede ser también un incentivo para comprometerte con otros a hacer el trabajo necesario y mantener tus hábitos en orden.

Conectarse
Igual que subir una montaña, mejorar tu conexión y entorno es una aventura que se lleva paso a paso

# 4. No necesitás miles de personas para cambiar las cosas. Con 5 alcanza.

Cuando te sumás a Connect With Anyone te preguntan si te interesa participar en un “Mastermind Group” con otros alumnos de tu camada. Esto es para mí lo mejor del Curso, por lejos. De hecho, desde el momento en que empezamos Superhábitos decidimos que todos nuestro cursos iban a tener la misma modalidad, sin importar cuánto trabajo extra implique.

La frase “Mastermind Group” suena complicada, pero de hecho es muy simple. Significa juntar personas con las mismas necesidades o problemas, y acordar reuniones semanales o mensuales.

El Grupo al que me sumé en Connect With Anyone se auto-denominó “Team Spin”, e incluía a cuatro personas geniales: Caro de Panamá, Daphne de San Francisco, Greg de Phoenix y Tony de New Haven (aunque hoy está en Montana). Todos estábamos en nuestros 20s y con ganas de aprender y probar nuevos caminos.

Nuestra primer reunión me dejó anonadado. No podía creer que hubiera tanto en común con personas de lugares tan distintos. Charlamos sobre problemas comunes, pensamos juntos soluciones y nos fuimos pasando herramientas para lograr lo que nos proponíamos. Haciendo esto, todos crecimos y aprendimos mucho.

Por ejemplo, el primer mes todos hablamos con nuestras familias sobre lo que realmente queríamos hacer con nuestras vida. Yo por lo menos había pospuesto esa charla 10 veces antes de arrancar a trabajar juntos. Pero entonces alguien compartió este video y nos comprometimos a ponerlo en práctica. No más posponer :).

Cada reunión nos ponemos objetivos para la semana siguiente y nos hacemos mutuamente responsables. Así nos mantenemos enfocados en los cambios que queremos lograr. Algunos empezamos nuestros emprendimientos, otros encontraron nuevos caminos en sus carreras y todos nos divertimos un rato cada fin de semana.

No necesitás mil personas para embarcarte en una aventura. Todo lo que hace falta es un pequeño equipo que te mantenga encaminado. Hemos aplicado esta metodología en las pruebas del primer curso de Superhábitos y los efectos son los mismos. Nadie se atrasa o sale con excusas, porque todos saben que hay un equipo que los acompaña, pasa por el mismo proceso y está pendiente de cada paso.

# 5. El impacto que generes en el mundo está directamente relacionado con que pertenezcas a (o formes) comunidades.

Si un Mastermind group es poderosísimo, ¡imagináte una comunidad!

Puede que pienses que tus problemas son raros y únicos. Pero te puedo asegurar que no lo son. Hay muchísimas personas atravesando problemas similares. Hay otros ahí afuera que tienen tus mismos sueños.

Ahora bien, puede que ya exista una Comunidad perfecta para vos. Si querés hacer un trabajo que ames (y sabés inglés), entonces Live Your Legend puede ser tu lugar. Si estás cansado de enfoques superficiales y técnicos para emprender, entonces tu lugar es Superhábitos.

Si pensás que el sistema de educación está fundamentalmente errado, podés unirte al ejército de Sir Ken Robinson.

Puede pasar, también, que no exista una comunidad para lo que vos querés hacer. Si es así, entonces deberías comenzarla una.

Esto puede resultarte pesado y difícil. Y así fue para mí. Pero no te asustes. Con los recursos adecuados (podés verlos más abajo) vas a poder hacerlo en muy poco tiempo.

El equipo de SH y yo comenzamos siendo Hosts de Live Your Legend Local in Salta. Luego decidimos hacer Encuentros simultáneos con los lectores de SH. Ahora organizamos Encuentros todos los primeros Sábados de cada mes.

Nunca hubiésemos podido prever en lo que se iba a convertir esa chispa inicial. Nos inspira el progreso de cada uno de los miembros de la Comunidad que va a los Encuentros, sus energías y todas las ideas que hacen crecer esta Comunidad.

No tenía idea de que podía existir un grupo tan increíble de personas en mi propia ciudad. Estoy seguro de que, al igual que muchos otros en tu ciudad, vos sentís algo parecido. Te aseguro qeu están esperando que los convoques, sólo tenés que animarte, You just have to be brave, pararte ahí afuera y gritar: “Yo creo en esto, estoy buscando otros que quieran unirse para hacerlo realidad”.

Para esto te recomiendo que escuches las sabias palabras de Seth Godin.

# 6. No es malo ser introvertido.

Esta lección me golpeó fuerte, y es una muy valiosa.

Toda mi vida fui criticado por mi forma de ser un tanto tranquila e introvertida, así que me convencí a mi mismo de que necesitaba ser más extrovertido. Traté, sufrí un bastante en el medio, pero pensé que es el precio que uno debe pagar para tener onda, ¿no?

Bueno, estaba muy equivocado. Gracias al Connect With Anyone por mostrármelo.

Ser introvertido es sólo una manera distinta de ser. Significa que no cargás tus energías estando en situaciones sociales con muchas personas, sino de conversaciones uno a uno y momentos de tranquilidad y reflexión.

Entender esto es crucial, porque así podés dejar de forzarte todo el tiempo para estar en situaciones incómodas en las que no te sentís bien y comenzar a hacer las cosas de forma que funcione para vos.

Resulta que no necesitás ser el centro de atención en una reunión para conectarte profundamente con otras personas.

A propósito de esto, si aún no la viste te recomiendo que mires esta charla de Susan Cain sobre el poder de los introvertidos.

# 7. Nunca en la historia hubo tantas herramientas para conectarse como actualmente.

En los viejos (viejos) tiempos, la única manera de conversar o encontrarte con alguien era ir hasta su cueva y hablarle. Quizá podías dibujar algunos mamuts en sus muros.

Luego, en los no tan viejos tiempos, las cosas cambiaron un poco. Aparecieron el correo electrónico y el teléfono. Podías generar conversaciones con otros estando en distintos lugares. Aún así, seguía siendo un tanto difícil y caro, pero era posible.

Ahora pensá en tu vida. En serio. Pensá en esto: la misma computadora en la que estás leyendo esto te permite conectarte instantáneamente con personas de todo el mundo.

Podés usar la magia de Google para encontrar alguien en tu ciudad. O podés usarla para encontrar foros de magos o arqueólogos o casi cualquier cosa. Cuando los encontrás, podés enviarles un e-mail, o twittearles algo. Si están disponibles, podés conversar unos minutos por Skype o Hangouts con cualquier persona que esté en la otra punta del mundo. Después, posiblemente puedas “dibujar” algo en su “muro” ;)

El mundo cambió, y hay herramientas que te permiten aprovechar casi todo de él.  El Curso Connect With Anyone está lleno de consejos prácticos sobre esto. Depende de nosotros hacer un buen uso de todas las herramientas disponibles.

# 8. Estás pensando demasiado. Conectarse es simple.

Cuando vi por primera vez el Connect With Anyone, mi mente volvió automáticamente a mi época de secundaria. Allá cuando Robbie Williams lanzaba “Rock DJ” y yo creía que para que gustarle a una chica debía vestirme de una forma o aprender algunas palabras mágicas. Entonces tenía la esperanza de que este Curso estaría lleno de ese tipo de cosas.

Pero no, y eso fue lo genial.

El Connect With Anyone en realidad fue una baldazo de agua fría que me recordó que no hay fórmulas de éxito instantáneo y que no podés manipular a otros para agradarles.

Lo gracioso de esto es que en realidad conectarse es bastante más simple: se trata de aprender qué te hace único, cuidar a las personas que tenés a tu alrededor y prestar atención a sus necesidades y problemas. Es ser una persona real y vulnerable, y no de acercarte a los demás como si fueras el último ganador de los Oscars.

Conectarse - Selfie Encuentro Julio 2014 Superhábitos
Nos sacamos una selfie en el último Encuentro de Superhábitos! :)

# 9. Crear un nuevo entorno es posible.

Hace un año sentía que Santi, Guada, Lu y yo estábamos solos en el mundo. Quizá esa no es la palabra adecuada. En realidad nos sentíamos un poco locos.

Hoy eso ya no nos pasa. ¿Porqué? ¿Qué cambió?

El mundo es el mismo ¿o no?

No hay movimientos sociales que digan que crear cursos online es mejor que ser un abogado. Los Rolling Stones no han dado a conocer un comunicado de prensa diciendo que creen que tener todas tus pertenencias en una mochila de 28lts. va a ser la tendencia de moda en los próximos tiempos.

Entonces, ¿por qué nos sentimos diferentes ahora?

Porque cambió nuestro entorno. Como te dije, un año atrás nadie que conozcamos creía en lo que nosotros creíamos, pero ahora:

  • Conocí mentores de distintas partes del mundo. Scott de EEUU., John de Ecuador y Angel de España son muy buenos ejemplos.
  • Hemos conversado con otros emprendedores online casi todas las semanas. Compartimos la aventura con nuevos amigos de México, Perú, Brasil, España, Chile, Honduras, El Salvador, US y Alemania.
  • Intercambiamos e-mails y conversaciones con personas increíbles a quienes admiramos como Derek Sivers y Carl Honoré.

Entonces, a un año de haber comenzado esta aventura, podríamos decir que las cosas funcionaron ¿no?

Y no nos tomó una década. Sólo requirió paciencia, los pasos adecuados y creer que es posible.

Lo mismo va para vos. Creé en que las cosas pueden ser distintas, y comenzá a ir por los caminos menos transitados. Pronto vas a descubrir un mundo nuevo.

# 10. Podés comenzar, hoy.

Scott me pidió que escriba una reseña objetiva. No sé si puedo hacer eso, debido a lo increíble de mi experiencia con el Curso sobre cómo Conectarse con otros. Así que no será subjetiva pero sí muy honesta.

Todos sabemos que  nuestro entorno puede ayudarnos a luchar, o nos puede dificultar mucho el camino e impedirnos despegar. La mayor parte del tiempo las personas se quejan de esto, y yo solía quejarme también.

El primer hábito que trabajamos en Superhábitos es el de enfocarse en qué podemos hacer al respecto de las situaciones y dejar de quejarnos.  De quiénes te rodeás está completamente en tu control, y cambiarlo puede hacer que todo lo demás sea mucho más fácil.

Si estás leyendo esto, sea porque sos parte del Movimiento de Live your Legend o miembro de la Comunidad de Superhábitos, me importás mucho, y espero que tengas éxito e inspires a otros a seguir sus sueños.

Y porque me importa es que comparto esto con vos. Quizá hagas el Curso Connect With Anyone. Quizá no. En cualquier caso, por favor comenzá a rodearte de personas que sean apasionadas, trabajen duro en lo que aman, y sean divertidas :)

Podés controlar eso. Y espero que lo hagas.

 

Entonces:

¡Espero que tengas una semana genial y voy a estar esperando noticias tuyas!

Mati.

17 comentarios en “Conectarse con Otros: 10 Lecciones Prácticas

  1. Hola, Mati

    Muy buen post, cuando te escribí por e-mail te comentaba que una de las cosas más difíciles era, precisamente, sentirme sola, después de hablar con vos, Lu y otros bloggers fantásticos, las cosas están cambiando, y siento que me voy desprendiendo de la vida que no me gusta y voy camino a la vida que añoro.

    Te felicito por esta entrada, se nota que está escrita con el corazón, además de que tenés toda la razón en lo que decís, se lo decía también a Sergio, de Sé Leyenda, no hay nada como encontrar mentes con tus mismos intereses.

    Te mando un abrazo desde Honduras.

    Y seguimos en contacto.

    1. Alejandra!

      Sí, es verdad, es una de las primeras cosas que charlamos :) Hay que agradecer que vivimos en una época en la que es posible que estando tan lejos estemos en contacto, podamos conversar y hasta vernos, ¡en el camino vamos todos juntos!

      ¡Un abrazo grande para allá también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *